La alimentación desempeña un papel clave para prevenir el estreñimiento, por ello hoy hablaremos de cómo se toma el aceite de oliva para el estreñimiento, un alimento que nos ayudará a combatir este trastorno digestivo

A pesar de lo que podamos pensar, el estreñimiento es uno de los trastornos digestivos más frecuentes.

En concreto, solo en España, afecta del 12% al 20% de la población, especialmente a mujeres.

Llevar una vida sedentaria, una dieta baja en líquido y fibra, son factores que propiciarán el aumento de padecer este molesto síntoma.

Tal y como hemos dicho anteriormente, la alimentación desempeña un papel clave para prevenir el estreñimiento.

Junto a las frutas y verduras, saber cómo se toma el aceite de oliva para mejorar la evacuación intestinal va a ser determinante para ayudarnos a combatir este problema.

Y no lo decimos nosotros. Numerosos estudios confirman que tomar este producto diariamente es beneficioso para la salud digestiva.

Aceite de oliva para el estreñimiento 

Todos sabemos cómo se toma el aceite de oliva, pero no tanto somos conscientes de los beneficios que nos aporta consumir este alimento para mejorar nuestra salud intestinal.

Entre los componentes presentes en este alimento destacan los ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico), vitamina E y compuestos fenólicos, todos ellos remedios naturales contra el estreñimiento crónico.

El AOVE tiene un efecto lubricante, el cual mejora la evacuación intestinal ayudando a disminuir el estreñimiento.

Además, dependiendo cómo se toma el aceite de oliva, puede proporcionar una mayor biodiversidad de las bacterias intestinales, por lo que potencia un equilibrio en la microbiota intestinal.

Esto último es importante en el sentido de que un desequilibrio de la microbiota, puede repercutir en un estreñimiento funcional, contribuyendo además al tipo de estreñimiento del intestino irritable.

Cómo se toma el aceite de oliva para el estreñimiento

Varios estudios han desvelado que, una ingesta diaria de 50 a 60 ml de aceite de oliva, una cucharada equivale a unos 15 ml, durante 20 a 30 días, disminuirá de una forma drástica el estreñimiento, debido a que sus componentes tienen un efecto ligeramente laxante que nos ayuda a regular el tránsito intestinal.

Lo ideal sería repartir esa cantidad en unas tres tomas diarias.

De todos modos, si lo que queremos es obtener los máximos beneficios, lo ideal es ingerir AOVE cada día, ya que además nos ayudará a mejorar la digestión, previene la aparición de gastritis y de úlceras en el estómago, protege contra la enfermedad del hígado graso no alcohólica y ayuda al bienestar del sistema cardiovascular.

Consejos para evitar el estreñimiento

Llevar una dieta adecuada nos ayudará a prevenir o tratar el estreñimiento.

Ya hemos hablado de cómo se toma el aceite de oliva para prevenirlo, ahora os daremos otras pautas que os ayudarán.

  • Bebe entre 1,5 a 2 litros de agua al día
  • Realiza actividad física, especialmente deportes en los que intervienen los músculos abdominales.
  • Consume más fibra, ya que estas nos ayudarán a aumentar el volumen de las heces, incrementar la frecuencia de las deposiciones y reducir el tiempo del tránsito intestinal.

La ingesta de fibra debe ser del tipo insoluble, presente especialmente en los cereales integrales, así como soluble, que es la que contienen las legumbres, avena, frutas y verduras.

Por todo ello, es recomendable un consumo diario de dos raciones de verduras, tres piezas de frutas y cereales integrales o enriquecidos con salvado de trigo o avena y, al menos, cuatro raciones de legumbres a la semana.