Si eres un amante del oro líquido, seguro que sepas cómo se obtiene el aceite de oliva virgen extra.

Si no es así, no te preocupes, te lo contamos.

Antes de nada, debemos dejar claro que en el proceso de elaboración del AOVE se lleva a cabo a través de la extracción directa del fruto de la aceituna mediante procedimientos físicos y mecánicos, pero en ninguno de los casos actúa la química.

¿Cómo se obtiene un exquisito aceite de oliva virgen extra?

Todo el proceso de cómo se extrae el aceite de oliva comienza con la recolección. Esta labor se suele llevar a cabo desde la segunda quincena de octubre hasta más o menos el mes de abril o mayo.

Lo cierto es que, a pesar de ese amplio margen para la recolección, si lo que buscamos es la obtención de aceites de oliva vírgenes de gran calidad, debemos recolectar la aceituna entre los meses de octubre y diciembre. Además, es igual de importante seleccionar la aceituna sana, la cual deber proceder directamente del olivo, de las que han caído al suelo, ya que éstas estarán deterioradas.

La recolección podemos llevarla a cabo de manera manual o mecánica.

–        Recolección manual

Con una vara (palo), se golpean las ramas del olivo produciendo la caída del fruto a una tela sintética conocida como faldo, el cual cubre toda la superficie ocupada por el olivo y permite que los agricultores puedan recoger las aceitunas sin que éstas hayan tocado el suelo.

–        Recolección mecánica

Se diferencia sólo de la anterior en que en este caso se usan máquinas que hacen vibrar el olivo provocando así la caída del fruto. Suelen utilizarse de forma simultánea ambos tipos de recolección, la manual y la mecánica.

Cómo se obtiene el aceite de oliva

Una vez recogido el fruto es el momento de ponernos manos a la obra para proceder a como se obtiene el aceite de oliva.

Recolectada la aceituna, ésta es llevada a la almazara en un tractor o vehículo agrícola, donde se recepciona a través de una tolva, contenedor en el que se deposita la aceituna para ser pesada y en el que se procederá a la separación de las distintas calidades del fruto.

Las aceitunas son depositadas en unas cintas transportadoras en las que se limpia de polvo y hojas para proceder seguidamente a su molienda en un molino de martillos de acero inoxidable y cerrado herméticamente.

Una vez molida, la masa obtenida se deposita en una maquina batidora que la homogeniza.

Seguidamente, por diferencia de densidades se procede a la separación de la masa en dos fases:

Sólido – Líquida

Se realiza la separación de la parte propiamente líquida de la aceituna (agua de vegetación 60% y aceite) de la parte sólida en una maquina denominada ‘Centrifuga Horizontal’

Líquida – Líquida

Se separa el agua de vegetación del aceite propiamente dicho en una máquina denominada ‘Centrifuga Vertical’.

Una vez obtenido el aceite de oliva virgen se vierte en unos envases de acero inoxidable denominados depósitos y se almacena en una bodega.