Somos muchos los que a la hora de comprar aceite de oliva nos preguntamos si no nos estarán engañando ya la gran mayoría desconoce cómo saber si el aceite de oliva es puro.

Para que no os veáis más en esa tesitura hoy os queremos enseñar cómo saber si un aceite de oliva es bueno.

¿Cómo saber si el aceite de oliva es puro y de buena calidad?

El aceite de oliva es la base de la comida mediterránea y sin embargo es también uno de los grandes desconocidos, pese a sus incontables beneficios para nuestra salud.

Identifica el aceite de oliva puro sin tener algunas nociones básicas sobre el oro líquido puede no resultar tarea sencilla.

No obstante, os vamos a dar las claves para que aprendáis a cómo saber si el aceite de oliva es puro.

A continuación, os enumeraremos las claves para averiguar cómo saber si un aceite de oliva es bueno.

  1. Consultar el etiquetado

En primer lugar, debemos comprobar que esté etiquetado como Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) y mirar si se ha producido con primera extracción en frío.

Evidentemente, el Aceite de Oliva Virgen Extra es el de mayor calidad, por lo que debemos diferenciarlo de otros tantos aceites etiquetados como Virgen, así como aceites catalogados como Suaves o Intenso, pero que ya no contienen la identificación de Virgen Extra.

Además, la forma en que se ha elaborado el aceite es también de los más importante. Ello se debe a que las máquinas de prensado tradicionales pueden producir oxidación en el líquido, cosa que no ocurre con las máquinas modernas de acero inoxidable.

Dicho lo anterior, tendremos que evitar la palabra “prensado” y buscar “primera extracción en frío” si lo que deseamos es un aceite de excelente calidad.

  1. Picor en la garganta

Otro de los aspectos a tener en cuenta sobre cómo saber si el aceite de oliva es puro es probándolo.

Echaremos un poco de aceite de oliva en una cuchara o vaso pequeño, al tomarlo deberíamos sentir una sensación picante en la garganta. Esto es una cualidad positiva.

Este picor es debido a los prolifenoles del aceite de oliva, los cuales se pierden con el refinado. Esto se traduce en que no encontraremos esta sensación de picor en aceites de oliva de baja calidad.

  1. Sabor

No debemos olvidar que el color no es un indicador de calidad del aceite de oliva, si lo es el sabor.

Para saber cómo identificar el aceite de oliva puro debemos encontrar en boca el amargor, porque éste es el sabor elemental característico del aceite obtenido de aceitunas verdes o envero.

En cuanto a la acidez de un buen aceite de oliva debe de estar cerca del 0,1, teniendo en cuenta que, a mayor acidez, menos calidad.