Dar carbón con aceite de oliva como remedio para salvar a tu mascota de un envenenamiento puede ser un fatal error.

Aquellos que creen que el carbón activado y el aceite de oliva pueden ayudar a tu perro, gato… a superar un envenenamiento deben de tener mucho cuidado ya que esta información no es totalmente cierta.

Carbón activado y aceite de oliva para paliar envenenamiento

Utilizar carbón y aceite de oliva para envenenamiento puede hacer mucho daño a nuestros animales e incluso a otros miembros de la familia.

Si tu mascota presenta síntomas de intoxicación, te damos algunos consejos de cómo actuar.

Guía rápida ante un envenenamiento

En primer lugar, debes identificar si el lugar donde te encuentras tú y tu mascota es seguro. Una fuga de gas, por ejemplo, que tu aun no la hayas percibido podría ser la causa, por lo podríais estar ambos en peligro.

Busca lo que pudo provocar ese envenenamiento, y si lo encuentras aíslalo para que nadie más de tu familia tenga el mismo problema.

Antes de optar por el carbón con aceite de oliva, llama a tu veterinario y explícale los síntomas.

En el caso de que no tengas ni la menor idea con qué puedo envenenarse, lo mejor será que no lo toques directamente ni le provoques vómitos, salvo que tu veterinario te haya dicho lo contario.

Envuélvelo con una sábana para cargarlo o utiliza guantes, y corre a emergencias.

Entonces… carbón con aceite de oliva, ¿sí o no?

Desgraciadamente, existen muchas cosas que pueden intoxicar o envenenar a nuestras mascotas.

No siempre tiene que ser por algo que comieron, por lo que antes de intentar “curarles” con remedios como el carbón con aceite de oliva, debemos identificar el tipo de envenenamiento que están sufriendo, y para eso, necesitaremos la asesoría de un veterinario.

Es cierto que el carbón molido se utiliza como un elemento que absorbe toxinas, y por eso se emplea en ciertos tipos de intoxicación.

También es una realidad que el aceite de oliva, por sí mismo, también puede usarse como purgante.

Pero para utilizarlos en animales tenemos que tener en cuenta que existe una dosis específica según cada caso, y al mismo tiempo tampoco sirven para todo tipo de intoxicación.

Por ejemplo, si el animal ingirió algo cáustico no es recomendable que ingiera carbón activado. Si mezclas carbón con aceite, se inhibe el efecto del carbón, entonces no funcionará para nada.

Con todo lo dicho podemos afirmar que el carbón activado absorbe las toxinas del veneno dependiendo del tipo de envenenamiento que esté sufriendo nuestra mascota, y que, si lo mezclamos con aceite, no funcionará.