Hoy hablamos sobre los beneficios del aceite de oliva para el hígado graso.

Principalmente, el tratamiento para este tipo de problema es una dieta adecuada, ejercicio y ciertos fármacos como ácido ursodeoxicolico, vitamina E, pentoxifilina…

En relación con la dieta se ha comprobado que el aceite de oliva para el hígado graso tiene efectos muy beneficiosos.

Beneficios del aceite de oliva para el hígado graso

Numerosos estudios desvelan los beneficios del aceite de oliva para el hígado graso.

Su ingesta, ayuda a disminuir de forma significativa el depósito de grasa en hígado.

En uno de estos trabajos, se administró aceite de oliva en la dieta de 32 enfermos con hígado graso durante 12 semanas, y se comparó con otros 34 pacientes que tomaron aceite de girasol.

Aquellos pacientes en los que incluyeron en su dieta el aceite de oliva, experimentaron una disminución de la grasa del hígado y del porcentaje de la grasa corporal superior a los que recibieron aceite de girasol.

Otros tantos estudios en este sentido, han demostrado también un efecto similar al comparar los beneficios del aceite de oliva para el hígado con otros tipos de aceite como el de soja o cártamo.

Beneficios del aceite de oliva en la dieta

El aceite de oliva siempre se ha considerado y se considera, una “grasa saludable”, por lo que, que nos afirmen que aceite de oliva para el hígado es bueno no nos extraña.

El aceite de oliva contiene polifenoles, los cuales tiene grandes propiedades antioxidantes que protegen contra el desarrollo y la progresión de diversas afecciones de la salud.

Evidentemente no todos los aceites de oliva son iguales, por lo que la cantidad y calidad de polifenoles que contenga un aceite u otro va a depender del grado de procesamiento de las aceitunas.

Por ello, entre los distintos tipos de aceite de oliva, el Aceite de Oliva Virgen Extra o AOVE, es el mejor ya que es el menos procesado, y consecuentemente, el más saludable.

Así mismo, se trata del aceite más comercializado en todo el mundo.

Aceite de oliva y limón para limpiar el hígado

Dicho todo lo anterior, si lo que queremos es desintoxicar y limpiar el hígado, existen algunos remedios caseros como este, el aceite de oliva y limón.

Si mezclamos los beneficios del aceite de oliva para el hígado con los del limón, tendremos excelentes resultados.

Para ello, mezclaremos una cucharada de aceite de oliva, preferentemente extra virgen, y una cucharadita de zumo de limón.

Lo debemos tomar, preferentemente en ayunas, y esperar unos 30 minutos para comer.

Para ver los efectos tenemos que tomarlo durante un mes, de forma inter diaria, es decir, un día sí uno no.

Su consumo no es contraproducente, no obstante, no debemos excedernos con la dosis diaria para prevenir cualquier efecto secundario.